Beneficios del Masaje de Drenaje Linfático

Beneficios del Masaje de Drenaje Linfático

Este tratamiento corporal es uno de los más demandados como alternativa estética y de bienestar, por sus múltiples beneficios, ya que reduce la inflamación, ayuda a eliminar toxinas, mejora la circulación, fortalece el sistema inmunológico, combate la retención de líquidos, minimiza la celulitis y mejora el aspecto de la piel, entre muchos beneficios.

Cuando el sistema linfático no está operando correctamente es común presentar síntomas como exceso de peso, celulitis, resfriados, gripes, dolores de cabeza, artritis y otras afecciones.

El masaje de drenaje linfático es una técnica que se aplica con movimientos muy suaves, lentos y repetitivos, los cuales favorecen la circulación de los ganglios linfáticos y permiten liberar los desechos del organismo.

¿Qué es el sistema linfático?
El sistema linfático está compuesto por glándulas, vasos linfáticos, ganglios linfáticos (localizados principalmente en axilas, ingle, tórax, cuello y abdomen), órganos (timo, hígado y médula ósea) y órganos linfoides secundarios, que incluyen ganglios, bazo y pequeñas masas de tejido linfático, apéndice, amígdalas y áreas del cuerpo cubiertas de membranas mucosas.

Las funciones principales de este sistema son aislar y combatir las infecciones, limpiar el organismo de virus y toxinas, y absorber el exceso de líquido y grasa corporal.

A diferencia del sistema circulatorio, el linfático no cuenta con una bomba ―como el corazón― para movilizar la linfa por el organismo, por lo que el masaje de drenaje linfático constituye una gran ayuda.

Para dejarlo claro, la linfa es el líquido encargado de recolectar los desperdicios de nutrientes que comieron las células hasta el sistema circulatorio, a través de la sangre.

Los edemas o la retención de líquido se producen cuando el sistema linfático no está depurando ciertas zonas. Por eso es muy importante que el sistema linfático funcione correctamente, de lo contrario altera el equilibrio de la salud, provocando daño en órganos como hígado, bazo o páncreas.

¿En qué consiste el masaje de drenaje linfático?
Existen dos tipos de masaje, el drenaje linfático manual aplicado por un experto con entrenamiento profesional en terapias corporales y que proporciona el trabajo manual intenso y cabe aclarar aquí que no se trata de un masaje convencional.

El otro tipo de masaje drenaje linfático es el asistido, el cual se realiza por medio de aparatos diseñados para este efecto.

El masaje drenante o DML consiste precisamente en ayudar a drenar el sistema linfático. A través de movimientos muy suaves, lentos y armónicos, y en la dirección correcta, siguiendo la corriente de los conductos linfáticos, la linfa se activa y se estimula el drenaje de éstos, impidiendo que las sustancias de desecho se estanquen y limpiando las zonas congestionadas. Al mismo tiempo, este masaje brinda relajamiento a los músculos y mejora la circulación sanguínea.

El masaje drenaje linfático manual es una técnica desarrollada por el matrimonio del naturópata danés Estrid Vodder y su esposa, la fisioterapeuta Emil Vodder. Luego de muchos años de práctica e investigación, el Método Vodder fue reconocido por su eficacia en la salud.

De acuerdo con los terapeutas Vodder, la técnica manual requiere precisión e intuición, ya que cada persona requiere cuidados y manipulaciones específicas, y la presión es un factor determinante en cada caso.

¿Cómo ayuda el masaje?
Hoy en día, el drenaje linfático manual se emplea en diversos campos de la medicina, así como en la medicina alternativa y como tratamiento estético.

Está indicado en casos de:

  • Dolor de cabeza, migraña, vértigo
  • Piernas cansadas o hinchadas
  • Edemas: premenstrual, traumático, facial, por embarazo, del sistema nervioso, post-operatorios, por problemas renales
  • Fibromialgia
  • Afecciones del aparato digestivo
  • Estrés y ansiedad
  • Artrosis, artritis y tendinitis
  • Hematomas
  • Hipotiroidismo

En traumatología ayuda en casos de hinchazón, esguinces y trastornos post-traumáticos.
En angiología reabsorbe edemas, mejora las várices y la circulación de retorno (venosa).
En el campo de la estética y cirugía estética, favorece la eliminación de residuos y reabsorbe edemas; muy útil en casos de acné, obesidad, celulitis, post-liposucción.
En el área deportiva mejora la capacidad de respuesta frente al esfuerzo y ayuda en la recuperación de lesiones, por sus efectos cicatrizantes, antiinflamatorios y antiedemizantes.

Contraindicaciones:

  • Infecciones agudas, heridas abiertas o infectadas
  • Inflamaciones agudas (gota, reuma)
  • Edemas por insuficiencia cardíaca
  • Trombosis, flebitis o tromboflebitis
  • Hipertiroidismo
  • Cáncer
  • Asma
  • Hipertensión e hipotensión
  • Ciertas enfermedades de la piel
  • Descompensación de la tiroides
  • Problemas cardiovasculares severos: infarto al miocardio, angina de pecho, insuficiencia cardiaca, trombosis

Para evitar todo este tipo de problemas, es importante drenar la linfa cada cierto periodo; o bien, coadyuvar para minimizar los síntomas ya mencionados.

¿Te gustaría recibir los beneficios del masaje de drenaje linfático?
Nuestra terapeuta Katy Cástulo te hará una valoración personalizada y determinará si eres apto, objetivo del tratamiento, duración y número de sesiones requeridas.

Primeramente percibirás una muy grata sensación de relajamiento y enseguida tu sistema nervioso conseguirá un estado de calma y de bienestar.

Si deseas comprobar los beneficios del Masaje de Drenaje Linfático, solicita una sesión:
Terapeuta y estetocosmetóloga
Katy Cástulo
55 2403 5230 │ 5245-1127
Av Stim 99 piso 1 │ Lomas del Chamizal
Cuajimalpa, CDMX