Mesoterapia

La Mesoterapia es una técnica de medicina alterna, que consiste en tratar las zonas afectadas con microinyecciones de medicamentos, homeopatía, vitaminas, minerales o aminoácidos. El nombre proviene de la capa de la piel en la que se inyectan las sustancias, derivada del mesodermo embrionario.

Sus defensores le atribuyen también aplicaciones en el campo de la medicina estética y la preconizan como tratamiento para reducir la celulitis, adiposidades localizadas y arrugas, con el nombre de mesolifting.

La mesoterapia se utiliza como tratamiento estético en diferentes procedimientos: cicatrices, acné, psoriasis, vitíligo, pecas, flacidez, estrías, alteración metabólica de la grasa, grasa localizada. ayudan a la disolución de la misma, suele aplicarse en glúteos, muslos y abdomen. Al activar la circulación sanguínea y linfática es altamente eficaz para combatir la celulitis, activa la circulación sanguínea y linfática, mejora el intercambio de la piel y tejidos tratados, disuelve la grasa casi en su totalidad, libera al cuerpo de líquidos y toxinas.

Tratamiento

El tratamiento de mesoterapia no requiere hospitalización ni anestesia, pues se trata de un tratamiento con dolor, pero soportable. Se aplican entre 7 y 12 sesiones de 10 a 30 minutos, según la zona de aplicación, durante 2 a 3 semanas y cuando utilizamos Aparatología esta combinación nos da resultado espectaculares. Los efectos son permanentes.

Durante el tratamiento el paciente debe beber abundante agua para eliminar las toxinas y evitar la ingesta de alcohol así como la exposición al sol de la zona tratada.

Contraindicaciones

La mesoterapia no está indicada en pacientes con alergias, enfermedades cutáneas, problemas de coagulación o circulatorios, cáncer o enfermedades infecciosas. No se recomienda en mujeres embarazadas o durante la lactancia.